jueves, 28 de abril de 2011

Mourinho lo consiguió

Se acabó el tercer Real Madrid-Barcelona y de lo que más se ha hablado es si la expulsión de Pepe es justificada o no. Presenciamos un gol extraordinario de Messi, pero todo se ve opacado por las dudas que produce "el que hubiera sido con 11 en la cancha".

Sobre la expulsión señalaré que la encuentro ajustada a reglamento:

“Con uso de fuerza excesiva” significa que el jugador se excede en la fuerza
empleada, corriendo el riesgo de lesionar a su adversario.
• Un jugador que emplee fuerza excesiva deberá ser expulsado.

La conducta sancionada es la del jugador que usa excesivamente la fuerza y no debería afectar la conducta del posible afectado ( en el caso de ayer, sacar o no la pierna). Por ejemplo la opinión generalizada estimó que Jorquera debió ser expulsado en el partido entre Colo-Colo y la Universidad Católica. La conducta de Jorquera y Pepe es la misma, la de Vergara y Alves no, pero para el caso en cuestión no importa. Lo anterior no exime que la actitud de Alves también debió ser sancionada a mi entender

Para finalizar el tema "expulsión" debo decir que Stark es mal un árbitro y es deber de los jugadores saber manejarlo, con esto me refiero a ser inteligentes y mantener la calma en todo momento. Pepe no lo supo hacer,  es justo señalar que los "antecedentes" del portugués también jugaron su rol en este caso.

El esquema de juego que planteó Mourinho es altamente riesgoso, en cuanto a expulsiones se trata, un equipo que sólo tiene el 30% aprox. de la posesión del balón aumenta sus posibilidades de recibir anomestaciones por infracciones. Ver dolo tras ello es montar un juego del cual todos hemos caído, por lo mismo Mourinho consiguió desviar la atención del punto más importante del fútbol que son los jugadores, tácticas y centrarse en el árbitro y la supuesta conspiración a favor de Barcelona.

Mourinho es un gran DT, puede que sea el mejor del mundo en cuanto a números, pero como todos se equivoca. Hay que aprender a perder.