viernes, 3 de septiembre de 2010

3 de Septiembre de 1989, el peor día de la historia del fútbol chileno.


Chile jugaba contra en Brasil en el Maracaná su clasificación al Mundial de Italia 90, ojo esto significaba la no clasificación a un mundial por primera vez en la historia de Brasil.Como antecedente se puede señalar que Chile fue obligado a jugar en Mendoza contra Venezuela, porque el Estadio Nacional fue suspendido por las famosas naranjas que lanzó el público en el partido versus Brasil. Por diferencia de goles a Brasil le servía el empate contra Chile para clasificar a Italia 90.


Chile perdía 1-0 cuando se vino el "Maracanazo" chileno, donde Roberto "condor" Rojas se cortó su propia ceja con una gillete, haciendo pensar que había sido golpeado por una bengala lanzada por el hinchada brasileña.Mientras la confusión dominaba la escena Patricio Yañez inmortalizó el famoso Pato Yañez al agarrarse los testiculos desafiando a la galería brasileña. El equipo chileno decidió abandonar la cancha, algo que pesa hasta nuestros días siendo una verguenza nacional.


En Chile la embajada de Brasil quiso ser atacada por furiosos hinchas se pensó que nos habían robabo. Bueno la historia nos dejó como la burla mundial.Con razón la prensa brasileña tituló a 20 años el 2009, "La farsa chilena".

Es verdad que la sanción al Estadio Nacional fue trucha, pero la respuesta chilena fue una farsa de proporciones que nos dejó fuera del mundial de EEUU 1994, donde Chile pudo haber tenido una gran Selección con jugadores en el apogeo de sus carreras, bueno la historia fue otra...